transformacion negocio digital

CÓMO HACER LA TRANSICIÓN DE TU NEGOCIO FÍSICO A LO DIGITAL

La transformación de tu negocio físico a lo digital ya no es una opción, una recomendación o una oportunidad de mejorar las ventas de tus productos o servicios.

Digitalizar tu empresa y emprender online simplemente es una necesidad imposible de ignorar.

MUEVE TU NEGOCIO FÍSICO A LO DIGITAL

La tecnología que con la creación de internet hace casi 40 años, o de Facebook hace 15, podría considerarse innovadora. Se ha convertido en una tecnología “democratizadora” que pone en manos de cualquier persona una nueva forma de comunicación.

Esta tecnología y su impacto en la comunicación no sólo ha afectado en la forma que nos relacionamos, asimilamos la información… también en la forma en la que consumimos y compramos.

Pero aquí viene algo importante; puede que la tecnología haya cambiado sustancialmente la forma en la que compramos. Sin embargo:

Nuestra “proceso y toma de decisiones a la hora de comprar” sigue siendo genética y socialmente básicamente el mismo. La tecnología simplemente ha cambiado la forma en la que activamos dichos “disparadores mentales/emocionales de compra”.

Dominar los fundamentos que permiten vender online cualquier producto o servicio de forma masiva es a día de hoy la gran oportunidad, y a la vez la obligación de cualquier particular o empresa pequeña, mediana o grande del siglo XXI.

VENTAJAS DE EMPRENDER ONLINE Y MOVER TU NEGOCIO FÍSICO A LO DIGITAL

negocios online

Aunque hemos hablado de que emprender online y mover tu negocio físico a lo digital debe ser visto como una  verdadera obligación si lo que quieres es competir y seguir existiendo como empresa en tu mercado…

… Lo cierto es que tomar la decisión de  abrir el nuevo canal de las ventas online puede traer para ti y tu negocio o empresa una auténtica avalancha de ventajas que simplemente transformarán tus resultados actuales.

Llega a tus clientes potenciales de forma dirigida y con menos inversión

Es simple. Si quieres aumentar tus ventas necesitas “ser visible” para tener más clientes potenciales.

¿De qué depende fundamentalmente que vendas más en tu zapatería física? Básicamente que tu negocio sea lo suficientemente rentable como para tener una ubicación privilegiada en una gran avenida, cierto?

A más “tráfico” de personas, más clientes potenciales y más ventas

Emprender online y mover tu negocio físico a lo digital te da la posibilidad de exponer tu producto o servicio a tantas personas como tu estructura sea capaz de cubrir (por ejemplo transportar la mercancía a cualquier parte del planeta).

Y además hacerlo de forma dirigida. Es decir, puedes pasar de hacer “flyers publicitarios” para entregarlos en la puerta de tu local a todo el que pasa, a utilizar cualquiera de las plataformas digitales de publicidad que existen hoy día para llegar a la persona exacta que hoy sabes que más te compra.

¿Imaginas la cantidad de recursos en tiempo y dinero que puedes ahorrarte?

Por supuesto para ello debes convertirte tú o alguien de tu equipo en un profesional de las ventas online. Pero tranquilo, hablaremos de ello al final.

Escala tu negocio físico a través de emprender online

Piensa por un momento, ¿Qué supondría en inversión y riesgo escalar tu negocio físico actual?

Quizás abrir otro gimnasio es lo primera idea que te viene a la cabeza si lo que quieres es escalar el que ya tienes. Pagar un “estudio de ubicación”, pedir un préstamo para el local, invertir en nuevas máquinas e instalaciones, contratar más personal, invertir en la publicidad para arrasar en el nuevo barrio, etc

Emprender online y mover tu negocio físico a lo digital te da la posibilidad de abrir nuevas líneas lucrativas de negocio basados en productos 100% digitales, crear servicios que sean entregados de forma online (por ejemplo sesiones de entrenamiento grupales), aplicaciones móviles, etc.

Como ves el potencial es infinito y tu capacidad para hacer pruebas de ensayo y error a la hora de crear dichas líneas lucrativas de negocio es rápida, sencilla y muy económica comparada con la opción de abrir un nuevo gimnasio.

Por supuesto y bajo nuestro verdad, para hacerlo de forma profesional y no tirar tu dinero y tiempo a la basura invertir en la formación que necesitas para emprender online y mover tu negocio de lo físico a lo digital es algo crucial

Para terminar decirte que si piensas que tu producto o servicio no se puede digitalizar déjanos decirte que bajo nuestra experiencia, aunque es cierto que existen algunas excepciones con las que existen más limitaciones, sea cual sea tu modelo de negocio siempre existen maneras de utilizar el poder del mundo digital para escalar tu negocio.

(Semi) Automatiza tu negocio online

Si bien bajo nuestra realidad no existe esa imagen idílica donde mientras estás tumbado en las playas del caribe tu negocio digital genera ingresos sin tú hacer absolutamente nada.

Lo cierto es que internet te permite automatizar muchos de los procesos que hoy día afectan directamente tanto a los resultados en ventas de tu empresa como a la entrega y experiencia de tu cliente.

Y todo de manera sencilla, sin necesidad de ser programador, informático ni nada por el estilo.

Por ejemplo…

Saber gestionar tu base de datos y escribir a través del correo electrónico una campaña promocional de la forma adecuada y hacérselo llegar a las personas adecuadas en el momento adecuado puede hacer que con 2-3 emails generes literalmente miles de euros.

Saber crear contenidos online orientados a venta de la forma adecuada puede crear para ti “puntos de venta online frontales” que a modo de pasivo genere un buen residual de ventas para tu empresa.

Saber crear un “sistema de captación” puede hacer literalmente que dejes de preocuparte por ¿cómo voy a generar una audiencia que esté dispuesta a comprar mis productos/servicios este mes?

Llegados a este punto seguro que te estarás preguntando…

CÓMO EMPRENDER ONLINE Y MOVER MI NEGOCIO FÍSICO A LO DIGITAL

Sabemos lo que es estar totalmente perdidos y saturados por tanta y tanta información gratuita. Tantos “gurús” gritando la fórmula secreta para vender por internet que en lugar de claridad lo único que provocaban en nosotros era entrar de nuevo en lo que nosotros llamamos el “círculo de la muerte”, buscando cuál era el siguiente curso que íbamos a consumir.

Es por eso que queremos que tengas algunos conceptos claros que pueden ayudarte a emprender online y mover tu negocio físico a lo digital.

Conoce los fundamentos de vender por internet

Es normal que cuando empezamos a plantearnos cómo emprender online, mover nuestro negocio físico a lo digital o incluso realizar nuestra primera venta online metamos en el mismo saco todo lo relacionado con ello sin diferenciar lo importante de lo que simplemente son técnicas o herramientas.

Si ahora lo que está de moda son los “Bots en Facebook” nos apresuramos a intentar descubrir de qué se trata. Si oímos aquello de que “el contenido es el rey” no hacemos otra cosa que pensar en cómo crearlo y monetizarlo.

Lo mismo si oímos que alguien ha transformado sus resultados gracias a determinados “influencers”, implementando una estrategia de “venta por webinar” o llegamos a la conclusión de que sus resultados dependen de la cantidad de seguidores que tiene en una determinada red social

El resultado es siempre el mismo: Vamos en busca de dar el pelotazo con la “estrategia de moda”. O lo que es peor, …

…. decretamos que todo lo relacionado con internet es una estafa y todas las agencias, profesionales y formadores que se dedican al marketing y la venta online están muy alejados de las necesidades reales de tu empresa.

Por supuesto que algunas veces será así, pero por eso mismo es importante que tú mismo, como líder de tu negocio o empresa, conozcas los fundamentos y conceptos que hacen posible que vendas online todos los días.

Las personas no compran cuando tú quieres sino cuando están preparadas para hacerlo

transformacion digital

Y uno de los fundamentos más importantes es que por mucho que se haya transformado el cómo consumimos y compramos lo cierto es que el proceso y toma de decisiones sigue siendo el mismo.

Compramos en base a la confianza que nos genera el hecho de que un producto o servicio en concreto vaya a solucionar aquello que necesitamos. Y más allá aún en base a la confianza que nos da el dueño del producto al asegurarnos que su producto o servicio va a servir para nuestra circunstancia en concreto.

¿Cómo conseguimos dicha confianza? Existen muchos disparadores mentales y emocionales como generar Autoridad, Reciprocidad, etc pero todos ellos se modulan con un único elemento: el Relacionamiento.

Es la relación que estableces con tu futuro cliente lo que hace que en un momento determinado la persona decida comprarte a ti y no a otro.

Imagina que eres una zapatería. ¿Qué pasa si una persona entra en tu establecimiento y sale sin comprar? Simplemente que no le volverás a ver el pelo para comunicarte con él más adelante.

Sin embargo, ¿Qué te parecería si todo aquel que entrase en tu zapatería y no te comprase tuviese la amabilidad de darte su email o telefóno para que le enviases la oferta del mes, las novedades de la temporada o simplemente pudieses felicitarle su cumpleaños con una oferta personalizada.

Ese es el poder del mundo digital. Si en lugar de enviar a nuestros potenciales clientes a nuestras ofertas les hacemos pasar por un “sistema de captación automatizado” donde entregarnos su email o teléfono a cambio de algo gratuito…

¿Imaginas la base de datos de potenciales clientes que podrías tener? Y lo más importante, ¿Imaginas el control que tendrás durante todo el proceso de relacionamiento y promoción de tus productos o servicios?

No tienes que estar en todas las redes sociales para mover tu negocio físico a lo digital

¿Inviertes en un “community manager” para que convierta tu cuenta de instagram en un referente del sector?, ¿O mejor inviertes tu tiempo en crear vídeos en Youtube para darte visibilidad?, ¿O quizás lo mejor será invertir en posicionar un blog o invertir en publicidad de pago a través de Facebook y Google Ads?

Bajo nuestra realidad sólo existen 3 preguntas que todo negocio o empresa debe hacerse si quiere utilizar el poder del mundo digital para emprender online y escalar sus ventas a través de internet:

  • ¿Cómo puedo atraer más potenciales clientes a mi sistema de captación?
  • ¿Cómo puedo convertir más rápido a esos potenciales clientes en clientes?
  • ¿Cómo puedo hacer que los clientes que ya me han comprado amen comprarme una y otra vez convirtiéndose en multi-compradores?

Es a partir de esas preguntas clave que surgen otras como:

  • ¿Dónde está tu cliente ideal?. Es decir, ¿dónde pasa su tiempo en internet?
  • ¿En qué formato le gusta consumir la información? ¿Vïdeo, texto, audio, una combinación de los anteriores?
  • ¿Con qué tipo de contenido conecta? ¿Contenido directo y al punto o más elaborado?
  • ¿Qué combinación de las respuestas anteriores es la más rentable para mi en términos de “atraer” personas a mi sistema de captación que realmente son potenciales compradores?.

Es cuando tú, como emprendedor online, te haces esas 3 preguntas que puedes llegar a decisiones “inteligentes y lucrativas” para tu negocio o empresa en lugar de dejarte llevar por lo que en ese momento “está brillando”.

Vender online TODOS los días a través de herramientas, procesos y rutinas simples

Podríamos pensar que una vez que tenemos nuestro “sistema de captación” nuestro “sistema de ventas online”  está completo, pero nada más lejos de la realidad.

¿De qué te sirve tener una base de datos de por ejemplo 10.000 emails si luego no sabemos cómo monetizarlos o convertirlos en clientes una y otra vez?

Existen muchos “eventos o acciones de conversión”: webinars o talleres online en vivo o en automático, lanzamientos, videos de venta, eventos de llamada, etc.

Pero aunque todos ellos son muy poderosos debemos verlos como acciones concretas que hacemos para finalizar la venta una vez que sabemos gracias a saber gestionar nuestra base de datos cuál es el momento adecuado para llevarlas a cabo.

En pocas palabras, no debemos basar todas nuestras ventas online en una sola estrategia o evento de conversión. ¿Crear un webinar automatizado pensando que porque alguien ha facturado en grande va a suponer una transformación para nosotros?

Como emprendedor tener el control de tus ventas y eliminar el estrés que supone pensar cuánto vas a vender este mes o si vas a llegar fin de mes pagando las facturas debe ser tu prioridad.

Es por ello que debes pasar de improvisar con una estrategia tras otra a tener herramientas, procesos y rutinas simples que te permitan levantarte cada día sabiendo qué tienes que hacer tú y tu equipo para vender online todos los días.

Todo a través de rutinas y procesos simples de implementar en lugar de ser un “tractor” digital que piensa que necesita cuanto más complejo y elaborado mejor funcionará.

CÓMO MOVER TU NEGOCIO FÍSICO AL ONLINE UTILIZANDO EL PODER DE LO HÍBRIDO

Si hay algo que está claro después de todo lo dicho es que aprender a vender online todos los días de forma profesional es la diferencia entre “sufrir” por vender “gota a gota” a multiplicar por 10 tu facturación con la mitad de esfuerzo.

Pero hay algo que no debemos olvidar. Y esto es la idea de que el proceso de compra, como hemos dicho al principio, sigue siendo en base el mismo.

Es por ello que si bien hoy día las personas por ejemplo tomamos una decisión de compra en base a los testimonios o “prueba social” de otros clientes/usuarios.

El poder de tener canales totalmente digitales toma mayor fuerza cuando además contamos con lugares físicos donde el futuro cliente pueda acudir, preguntar sus dudas, tocar el producto. En definitiva, entrar en contacto con la marca y sentirse parte de algo más grande que él,

Es por eso que si bien es realmente urgente destinar parte de nuestro tiempo y recursos a aprender a vender online todos los días de forma profesional no debemos olvidar el poder de estar en “físico”.

Esto combinación híbrida entre lo “físico” y lo “digital” no es el resultado de sumar 1 + 1, sino de una retroalimentación que provoca como resultado una empresa sólida, segura y lista para adaptarse todo lo rápido que los tiempos requieran.